Consejos para volver al gimnasio

Terminadas las vacaciones de verano, cuando hay que regresar a la rutina diaria, regresar a hacer ejercicio es de las mejores formas de enfrentar la jornada. El deporte no solo trae beneficios al cuerpo, por poner un ejemplo, abandonando los kilogramos que aumentamos a lo largo del verano, sino además de esto incide en la salud mental, nos hace sentir más dichosos, acrescenta nuestro bienestar y por este motivo nos ayuda a amoldarnos a las deberes rutinarias.

Presta atención a los siete consejos que te dejamos a continuación:

1. Escoge la ropa conveniente.

Es importante emplear la ropa indicada para ir al gimnasio, la ropa que fue desarrollada muy puntualmente para practicar deporte, es más ligera y transpira mejor, por consiguiente no nos molestan. Además de esto, son más flexibles y aportan una unión adecuada, algo esencial para practicar determinadas disciplinas.
Si ya {cuentas con el vestuario correcto|tienes la ropa apropiada, piensa si es preciso renovar tu guardarropa, en tanto que incorporar un nuevo artículo deportivo nos hace ilusionar con estrenarlo, un buen empuje para regresar al gimnasio con ánimo.

2. El calzado es una pieza muy importante.

La suela de nuestros zapatos deportivos o bien zapatillas, han de estar en buen estado para eludir lesiones, de ahí que, si tu calzado de deportes ya tiene mucho empleo, es conveniente adquirir nuevas teniendo presente la actividad que vas a efectuar que más afecte a nuestros pies, no es exactamente lo mismo unas deportivas comunes que unas con amortiguación o bien que sostenga los tobillos.

3. Los indispensables.

No solamente la ropa y el calzado son elementos esenciales, hay múltiples accesorios indispensables y siempre y en toda circunstancia motiva tener una toalla nueva, un bolso o bien aun una botella para agua.

4. Efectúa una actividad controlada.

Las rutinas que nos marcamos han de estar en sintonia con nuestras posibilidades para obligarnos a realizarlas regurosamente, debemos hacerlas todas y cada una mas sin pasarnos de nuestros límites. Es conveniente utilizar una pulsera para medir nuestra actividad.

5. Acompáñate de buena música.

El practicar deporte acompañado de buena música hace que el cansancio pueda ser más soportable, créate una playlist con canciones motivadoras y que asistan a enfrentar la sesión de ejercicio con más ganas. Compra unos auriculares sin cables y apreciarás la comodidad de no tener que desembrollarlos, y evidentemente no se te van a enganchar por ningún lado.

6. Cuida tu nutrición.

Una dieta balanceada te va a ayudar a que el desempeño de tu físico mejore además de esto te va a hacer sentirte mejor mentalmente. No solo hay que alimentarse bien, se aconseja cubrir las necesidades nutricionales de nuestro organismo con algún suplemento que te deje conseguir tus objetivos, acrecentar la masa muscular, tener más resistencia o bien recobrarte en forma veloz, por servirnos de un ejemplo.

7. Encara nuevos desafíos.

Una forma indicada de regresar a el ejercicio físico es cambiando las rutinas del último año y animarte a una nueva disciplina. Si cuentas con una piscina y jamás la has utilizado, es una gran idea lograr un traje de baño y iniciar con unas clases. Si por contra eres un especialista bañista, puedes meditar en el Yoga o bien clases de zumba. Piensa en los deportes que no hayas practicado ya antes y escoge el que más te motive este año.

siete consejos para volver al gimnasio

Algunos alimentos que aumentan la Testosterona

La testosterona es una hormona muy importante para el hombre. Producida por los testículos, esta hormona es esencial para desarrollar la masa muscular, es esencial en las erecciones, la agresividad, el estado de ánimo, el crecimiento del pelo, la densidad de los huesos y muchas funciones y procesos en el organismo del hombre.

Conforme envejecemos, los niveles de testosterona comienzan a reducir de forma natural, no obstante, hay factores como el agobio, la falta de ejercicio físico, los hábitos perjudiciales como el alcohol o bien el tabaco, la carencia de sueño o una inapropiada nutrición pueden agudizar todavía más la minoración de los niveles de testosterona en los hombres.

Así que toma nota y añadelos a tu carrito de la compra la próxima vez que vayas al súper!

alimentos que aumentan la testosterona

1. Ostras. Las ostras tienen un alto contenido en cinc que eleva la testosterona y la producción de esperma. El zinc es esencial para muchos procesos que afectan al cuerpo, ayuda a formar nuevas células, estimula el sistema inmunológico, impulsa el crecimiento, el estado de alarma mental, ayuda a la función apropiada del cerebro y desempeña un papel activo en la salud del sistema reproductor masculino y femenino que le da un aumento de la testosterona. El cinc es un inhibidor de la aromatasa con lo que ayuda a bloquear la conversión de la testosterona en demasía de estrógeno. También son una buena fuente de magnesio y fósforo, muy buena fuente de proteínas, vitamina D, vitamina B12, hierro, cobre, manganeso y selenio.

2. Aguacates. Los aztecas llamaban al árbol de aguacate ahuacatl, o bien árbol del testículo. Los aguacates contienen altos niveles de ácido fólico, que ayuda a metabolizar las proteínas y vitamina B6 que actúa como un regulador de la producción de androgenos. La vitamina B6 estimula a los receptores de andrógenos en el cuerpo, lo que indica a tus testículos que deben producir testosterona.

3. Carne magra. Las carnes magras están llenas de proteína, hierro, magnesio, zinc y grasas sobresaturadas. Las proteínas son nutrientes clave para optimizar la testosterona y fomentar la construcción muscular.

4. Huevos. Como hemos comentado previamente, la testosterona es sintetizada desde el colesterol y el huevo es muy conocido por su contenido de colesterol puro, Además de esto un reciente estudio probó que el exceso de colesterol en los huevos no es tan perjudicial como se pensaba previamente. Las yemas de huevo son una fuente rica de la vitamina D. Esta vitamina ayuda a promover la función inmune apropiada, regula los niveles de calcio y puede producir niveles más altos de testosterona. 

5. Plátanos. Estos son ricos en vitaminas B y potasio que son ingredientes clave en la producción de hormonas masculinas sanas. Los plátanos también contienen una enzima llamada bromelina que estimula la libido masculina y asimismo proporcionan un golpe de energía extra.

6. Brócoli. Comer más verduras como el brócoli, el repollo o la coliflor aumenta la producción de testosterona en el cuerpo a través de la eliminación de exceso de estrógeno. El exceso de estrógeno en el cuerpo disminuye la producción de testosterona.

7. Ajo. El ajo puede elevar los niveles de testosterona, a través de un compuesto que se halla en el ajo, estimula la liberación de la hormona luteinizante y que es el causante del aumento de la producción de testosterona en los testículos.

Esperamos que esta información te ayude a aumentar tu testosterona velozmente y de forma natural.

No olvides dejar tu comentario, hasta la próxima.

Verdades y mentiras sobre la buena alimentación

La gente cuando va a hacer dieta lo primero que piensa es en lo que no va a comer. No más pan, no más dulces, no más postres. Pastas cada quince días. Asado, un fin de semana por medio. Pero estos alimentos no engordan. Lo que engorda es la forma desmedida y desordenada en que los consumimos.

1- Un buen dato es no ir al super con hambre. Porque cuando tenemos hambre, no es hambre de manzanas, es hambre de todo. Hambre voraz y de lo más calórico. Y el deseo se vuelve inamovible a ese o a esos alimentos que quisiéramos comer. Siempre lo prohibido ha sido lo más tentador, ¿o no? El que hace dieta y se restringe las comidas rápidas está constantemente pensando en pizzas. Ve, sueña, huele un fugazza con doble queso. Entonces, ¿Somos realmente capaces de decir “¿Pizza? No, gracias. Prefiero una Waldorf”? Imposible.

Si lo que quieres es tener una buena alimentación, debes ser conciente de lo que compras en el supermercado y de lo que preparas durante la cena. Y si tienes hambre mientras haces estas cosas, posiblemente te cueste no pensar en algo bien calórico que calme tu hambre.

la buena alimentación

2- El segundo aspecto es la práctica. A comer, como todo proceso en la vida, se aprende. Y en este caso, y en muchos casos, se reaprende.

Debemos aprender a comer en estación. ¿Qué quiere decir esto? Comer los alimentos que han sido cosechados en esa época. ¿Esto qué nos va a garantizar? Un control y un equilibrio en nuestro peso. Y por ende, un goce en nuestra salud. ¿Por qué? Porque los alimentos cosechados propios de su época son los alimentos más naturales, son los alimentos más ricos en nutrientes, y no están tratados químicamente para subsistir en el tiempo. Es decir, no están adicionados con calorías innecesarias para nuestro cuerpo. ¿Tu crees que es normal ver frutillas todo el año? Pues no.

Entonces este mecanismo llevado a la práctica nos va a garantizar un consumo de calidad y de variedad donde no vamos a caer en la monotonía de comer siempre lo mismo.

3- El último aspecto es la moderación. ¿Qué quiero decir con esto? Que el hambre se acumula y no es manejable si se restringen o si se saltean comidas.

Lo que no se consume en el día, se va a consumir en la tarde o noche y en doble porción. Para hacerlo más gráfico; es como un bola de nieve que viene desde la cima cada vez con más tamaño, cada vez con más volumen, y cada vez con más fuerza. Entonces, si no nos detenemos cada tres, cuatro horas para tomar una colación esa bola de nieve se va a desatar de forma voraz en el primer momento en el que tengamos la oportunidad de comer y vamos a desatar con todos los alimentos que estén en nuestro alrededor.

Para ir terminando, junto con esto quiero desmentir la falsa creencia que dice que cuantas más horas pasemos sin comer, más peso voy a perder, y no. El cuerpo comienza a guardarse sus reservas, es decir que guarda azúcares, grasas y todo lo que queremos eliminar de nuestro cuerpo.

La comida no solo te hace engordar salgamos por favor de esa ignorancia. La comida te puede enfermar o te puede curar. Depende de nosotros, de tomar conciencia con qué nos estamos alimentando y en qué cantidad.

Así como existe la conocida frase: “Beber con moderación”, debería existir una de “coma con moderación“.

Yo les propongo comer rico, comer todo lo que les guste, comer variado, pero siempre cuidar la porción. No por nada existe la frase “Desayuna como rey, almuerza como príncipe y cena como mendigo.” La salud no tiene excusas. “Ay, no puedo”, “ay, no tengo”, “ay, me pasó el hambre” o peor. “Ah, es que me moría de hambre.” Tenemos cuatro oportunidades al día para elegir cómo cuidarnos y alimentarnos sanamente.