Las cinco mejores frutas que ayudan a perder peso.

Ahora que hemos hablado de cómo las frutas ayudan a mantener un peso saludable, podemos centrarnos en que las frutas son las mejores para la pérdida de grasa.
Después de todo, algunas frutas tienen más azúcar que otras, y muchos productos derivados de la fruta son altamente procesadas, y no se asemejan a la fruta que alguna vez fueron.

cómo las frutas ayudan a mantener un peso saludable

Frutas Top Five

Peras: El contenido de fibra de peras es una de las mayores – cerca de 4 gramos de fibra por medio de pera. La fibra mantiene el azúcar en sangre más estables, mientras que la ingestión de azúcar de la fruta.

Manzanas: Al igual que las peras, las manzanas son también muy abundante. Sabes lo que dicen, una manzana al día mantiene lejos los kilos

Melones: Estas frutas tienen un contenido de agua muy alto haciéndolos muy abundante y baja en calorías. Por ejemplo, se puede comer la mitad de un melón entero y tiene menos de 100 calorías.

Cerezas: Esta fruta tiene una de las clasificaciones de menor índice glucémico, es decir, los azúcares de la fruta no se absorben rápidamente. Por lo tanto, a pesar de que las cerezas sabor dulce y delicioso, son una fruta que se mantenga su azúcar en la sangre bastante estable, que es ideal para bajar de peso.

Pomelo: Esta tiene una gran cantidad de mitos que rodean a su efecto en la pérdida de grasa. La verdad es que el pomelo no ayuda a acelerar la quema de grasa directamente. Sin embargo, aún resulta ser un gran fruto de la pérdida de peso ya que los azúcares de pomelo no se absorben rápidamente.

Productos de frutas para evitar

En primer lugar, es importante tener en cuenta para evitar que los jugos de frutas, incluso si es jugo 100%. El jugo tiene una cantidad muy concentrada de azúcar y carece del contenido de fibra de relleno de fruta entera.
En segundo lugar, evitar los refrigerios en los frutos secos. Media taza de fruta seca tiene aproximadamente 200 calorías, pero la mitad de una taza de uvas frescas es de aproximadamente ¡60 calorías!

Por último, ten cuidado con las frutas enlatadas en jarabes azucarados. La fruta puede ser un gran alimento para la pérdida de grasa siguiendo una serie de sugerencias sencillas.

Combine alimentos para ganar nutrientes

El secreto para una dieta equilibrada se basa en dos puntos: moderación y variedad. Esto quiere decir que debemos elaborar un plato colorido y con buenas proporciones entre los grupos alimentarios (carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales) usted garantiza los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo sin extrapolar en las calorías. Para alcanzar ese objetivo, sin embargo, todavía existe un truco: combinar los alimentos adecuados para aumentar el aprovechamiento de los nutrientes – caso del hierro, cuando se consume en presencia de vitamina C.

ganar nutrientes para cada actividad cotidiana

Arroz con frijoles

El arroz con frijol es una dupla más que recomendada, pues lo que falta en uno puede ser encontrado en el otro. En el caso de los aminoácidos (menor unidad formadora de las proteínas) del arroz sumados a los de los frijoles, hacen del plato una fuente proteica semejante a la carne, de alto valor biológico, es decir, reúnen todos los aminoácidos esenciales y en cantidades ideales para el organismo. Además, el arroz presenta un índice glucémico elevado, aumentando la tasa de glucosa en la sangre, mientras que el frijol es rico en fibras, que mantienen la glucosa estable.

Tomate con aceite de oliva

Las grasas mono y polinsaturadas, presentes en el aceite, permiten una mayor absorción del licopeno, antioxidante presente en los tomates. El licopeno es un carotenoide conocido por combatir radicales libres, responsables del envejecimiento precoz y el surgimiento de diversas enfermedades, como el cáncer. Otra sugerencia para mejorar la absorción de ese nutriente por el organismo es optar por la versión en salsa del tomate. El calentamiento rompe membranas que liberan el licopeno y favorecen el contacto con la pared intestinal. Por eso, nada mejor que una macarronada con un hilo de aceite como toque final.

Carne con Naranja

La naranja es una excelente fuente de vitamina C. La carne roja a su vez, es rica en hierro. Si se consumen juntos, el hierro es mejor aprovechado por el cuerpo. La unión es importante principalmente cuando la fuente de hierro es de origen vegetal. En este caso, la vitamina C es indispensable para que haya absorción del nutriente.

Papaya con linaza

Papaya y linaza son una dupla recomendable para las personas con el intestino tapado. La papaya es rica en fibra, sales minerales y betacaroteno, potente antioxidante. La linaza, a su vez, es fuente de fibras solubles e insolubles, que aumentan el bolo fecal y auxilian en el tránsito intestinal.

Piña con menta

Para una buena digestión, nada mejor que la combinación de la piña con la menta. La fruta posee la enzima bromelina, que auxilia en la digestión como un todo, pero especialmente de carnes y grasas. La menta, a su vez, estimula el aparato digestivo y, cuando se consume en té, combate los dolores de vientre y el estreñimiento.

Leche con Plátano

Combinación ideal para el desayuno o la merienda de la tarde. El plátano es rico en carbohidratos, vitamina B6, potasio y fósforo. Junto con la leche, la comida todavía se convierte en una buena fuente de proteínas y calcio, que es retenido en el organismo gracias al potasio. La bebida se recomienda para reforzar el sistema inmunológico, la elasticidad de los músculos y el fortalecimiento óseo.

Tomate y Brócoli

Tomate y brócoli tratan una verdadera batalla contra el crecimiento de células tumorales. El licopeno del tomate y el sulforafano del brócoli son potentes antioxidantes y son famosos principalmente en la prevención del cáncer de próstata.

Cómo trabajan los parches para suprimir la grasa

De manera permanente se estudian nuevas tecnologías que contribuyan a reducir la adiposidad con la intención de progresar la silueta y, más esencial todavía, la salud. Ahora es el turno de los parches cutáneos para suprimir la grasa, los que van a ser analizados ahora.

Grasa parda contra grasa blanca

La grasa parda y la grasa blanca son los dos géneros de tejido adiposo que existen en el cuerpo humano.

Estos géneros de grasa no solamente se distinguen por su color, sino asimismo se sitúan en diferentes zonas anatómicas y tienen funciones sumamente diferentes.

El tejido graso blanco (grasa blanca o bien amarilla) se halla extensamente distribuido en todo el cuerpo y su primordial función es la de actuar como reserva energética y como aislante térmico.

No obstante, cuando esta adiposidad aumenta sobre los niveles considerados normales para la edad y el sexo, genera perturbaciones metabólicas que pueden causar enfermedades muy graves, por servirnos de un ejemplo, hipertensión arterial, diabetes tipo dos, dislipemias (colesterol y/o triglicéridos elevados) y enfermedad cardiovascular.

El tejido graso blanco es considerado poco activo metabólicamente. Al contrario, el tejido graso pardo es muy activo metabólicamente merced a su rebosante irrigación sanguínea.

La grasa parda se halla en mayor proporción en bebés, mas en los adultos solo continúa en pequeñas cantidades y se sitúa en la nuca, en el cuello, cerca de los riñones y entre las escápulas.

La primordial función de la grasa parda, o bien grasa cobrizo, es la de generar calor para sostener la temperatura anatómico. En síntesis, la grasa blanca se hace cargo de guardar energía y la grasa parda de abrasar energía.

parches para eliminar la grasa

Parches cutáneos y sus efectos sobre la grasa

Estudiosos de la Universidad de Columbia y de la Universidad de Carolina del Norte desarrollaron un parche para transformar la grasa blanca en grasa parda y, de este modo, reducir la adiposidad localizada. Recordemos que la grasa parda se degrada (“quema”) para producir calor con lo que, al mudar el género de tejido graso, se consigue que esta grasa blanca no deseada desaparezca velozmente.

Los parches cutáneos tienen una cuadrícula de agujas microscópicas que administran drogas productoras del pardeamiento de la grasa blanca de forma directa en el tejido graso que se quiere suprimir (por servirnos de un ejemplo, en abdomen).

Así, los medicamentos solo son recibidos por el tejido graso localizado que se quiere reducir y no se desperdigan por todo el cuerpo, con lo que se reduce el peligro de efectos desfavorables.

Estudio efectuado en ratones

La eficiencia de estos parches todavía no ha sido probada en humanos, en tanto que sus efectos fueron evaluados en ratones. Sin embargo, sus resultados son muy alentadores para tratar la obesidad y otras enfermedades metabólicas.

En el estudio, se dividieron a los ratones en 2 conjuntos, a uno de los que se le ponían cada tres días los parches con drogas, al tiempo que el otro recibía un parche vacío. Tras cuatro semanas, el conjunto tratado con los medicamentos inductores del pardeamiento mostró una reducción del veinte por ciento de la grasa anatómico y un significativo incremento de la producción de energía.

¿Existe en nuestros días alguna opción para suprimir la grasa?

Existen drogas que pueden generar una conversión de la grasa blanca en grasa parda mas estas han de ser administradas en forma de inyecciones o bien de pastillas orales, con lo que todo el cuerpo está expuesto a los medicamentos y aumenta el peligro de efectos secundarios no deseados.

Por otro lado, los parches cutáneos podrían ser una opción alternativa segura y no invasiva a la lipoescultura, la que es una técnica quirúrgica que remueve la grasa localizada mas implica mayores peligros de dificultades.